Realfooding, la iniciativa que arrasa en redes sociales

26-noviembre-2019

¿Conoces el movimiento Realfooding? Un nuevo estilo de vida que arrasa en redes sociales, donde cuenta con miles de adeptos. Un movimiento que trata de eliminar aquellos productos denominados “ultraprocesados”, aquellos que invaden nuestros supermercados y establecimientos de comida poco saludable. El Realfooding trata de impulsar la comida sin grandes elaboraciones. Seguramente, ya te sonará pero, para los más despistadillos, vamos a contar en qué consiste.

La alimentación de nuestro día a día suele incluir productos procesados, llenos de aditivos y pesticidas. En otras palabras, alimentos que no contienen los nutrientes que una dieta saludable y beneficiosa debería tener. Hace un tiempo que escuchamos nuevos conceptos como “realfood”, “ultraprocesado”, etcétera. ¿Qué es todo esto? ¿Cómo nos afecta? Hoy intentaremos resolver todas estas dudas que, quizás, te rechinen en la cabeza. ¡Empezamos!

 

¿QUÉ ES EL MOVIMIENTO REALFOODING?

Podríamos traducir Realfood como “comida real”, aquella que trata de desmontar productos que supermercados o marcas venden como buenos para el organismo y cuya realidad es totalmente contraria.

El movimiento Realfooding es un estilo de vida basado en la comida real y en la huída de los productos ultraprocesados. Se defienden los alimentos que no perjudican y que ayudan al cuerpo a llevar una vida saludable. Pero, ¿qué son los productos ultraprocesados y por qué son malos?

Los alimentos ultraprocesados son productos elaborados industrialmente. Vienen envasados y, aunque muchas veces vienen preparados para comer, no contienen, generalmente, alimento en su forma natural y tienen altas cantidades de azúcares, grasas y sal. Además de tener un bajo valor nutricional. En el etiquetado de estas preparaciones industriales solemos ver materias primas refinadas como harina, azúcar, aceites vegetales, sal, proteína. También aditivos tales como conservantes, edulcorantes, potenciadores del sabor, emulsionantes, etcétera.

Por el contrario, un buen alimento sería aquel que se aleja de las elaboraciones. Lo ideal son los productos frescos y de proximidad. Es decir, “productos de Kilómetro 0” que son aquellos que, hasta llegar a tu plato, han viajado menos de 100 kilómetros.

 

No hablamos de hacer una dieta durante “x meses”, ni buscamos el producto milagroso que te haga perder esos kilos de más. Realfooding es una forma de vida que trata de comer saludable respetando el Medio Ambiente.


¿Y cómo saber o diferenciar qué alimentos y cuáles no se integran en este nuevo modelo de vida que os proponemos? A continuación los clasificaremos en tres grupos:

1º Grupo: Comida Real

Comida mínimamente procesada o cuyo proceso industrial no ha empeorado o influido negativamente en su calidad alimentaria. Por lo tanto, una buena cesta de la compra, debería incluir alimentos frescos, de temporada, de proximidad. Es decir, no contaminados, ni prcesados.

El problema está en que, al entrar al supermercado, miramos y miramos y solo podemos ver productos dañinos, en los que el 70% son ultraprocesados. ¿Qué alternativas saludables tenemos entonces? Éstos son los alimentos 100% reales, sin ningún tipo de elaboración. Por lo que convendría que, al menos dos, estuviesen cada día en tu cesta:

  • Verduras, hortalizas y frutas.
  • Frutos secos.
  • Legumbres.
  • Pescado y marisco.
  • Tubérculos.
  • Cereales 100% integrales o de grano entero.
  • Huevos.
  • Carnes sin procesar.
  • Leche fresca.
  • Hierbas, especias y semillas.
  • Café e infusiones.

 

2º grupo: Buenos procesados

También son alimentos reales, sin embargo han sufrido procesamiento. Es un procesamiento industrial o artesanal beneficioso o apenas notable en su calidad saludable. El fin de ese proceso industrial es hacerlos más duraderos, seguros o, simplemente, más agradables al paladar y, así, facilitar su consumo.

El producto suele estar envasado y lleva etiqueta nutricional, donde aparecen de 1 a 5 ingredientes sin cantidades significativas (menor o igual al 5-10% del total) de azúcar, harina o aceite vegetal refinados. Como por ejemplo:

  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Leche UHT, yogures y lácteos fermentados.
  • Panes integrales 100%.
  • Chocolate negro o cacao en polvo >70%.
  • Gazpacho envasado.
  • Legumbres de bote.
  • Pescado enlatado.
  • Bebidas vegetales sin azúcares añadidos.
  • Jamón ibérico de bellota.

 

3º Grupo: Ultraprocesados

Los ultraprocesados son lo opuesto a la comida real. Suelen tener cinco o más ingredientes y, entre ellos, se encuentran las harinas y aceites vegetales refinados, azúcares añadidos, aditivos y sal. Estos productos se someten a un procesado cuyo objetivo es conseguir productos duraderos, listos para consumir, atractivos y muy rentables.

  • Refrescos y bebidas azucaradas.
  • Bebidas energéticas.
  • Zumos envasados.
  • Lácteos azucarados.
  • Bollería.
  • Panes refinados.
  • Carnes procesadas.
  • Pizzas industriales.
  • Galletas y derivados.
  • Cereales refinados y barritas.
  • Precocinados y listos para calentar o freír.
  • Patatas fritas y snacks salados.
  • Dulces, chucherías y helados.
  • Productos dietéticos o de adelgazamiento.
  • Salsas comerciales.


La comida real no es “enriquecida en”, “baja en”, “light” o “desnatada”, ¿por qué? porque no lo necesita. Hay que aprender a leer etiquetas para detectar los buenos procesados. Sin embargo, la comida real no las lleva o, por lo menos, no con grandes listas de ingredientes.

Te animamos a que tengas una alimentación saludable y acorde a tu propio organismo consumiendo productos mínimamente procesados, de temporada y locales. En nuestra web encontrarás productos sanos y sostenibles para el Medio Ambiente. Así como especialistas en nutrición y dietética que podrán asesorarte y poner a tu alcance información fiable y clara para conseguir una alimentación completamente adaptada a tus necesidades.

¿Quieres saber más sobre Realfooding? ¡Contacta con nosotros!


Compartir